644 371 333 Cirugía Estética Cirugía Reconstructiva Cirugía de Mano

¿Qué es la reducción mamaria?Reducción mamaria

La reducción mamaria extirpa el exceso de grasa, glándula mamaria y piel para lograr un tamaño mamario proporcionado con tu cuerpo y para aliviar las molestias asociadas a unas mamas grandes.  Habitualmente también reduce el tamaño del complejo areola-pezón que suele estar igualmente agrandado.También se conoce como mamoplastia de reducción.

Tener unos senos grandes puede causar a algunas mujeres problemas emocionales y de salud. Estos pueden no solo asociarse a la propia imagen corporal sino a dolor y a molestias corporales. El exceso de peso en las mamas puede condicionar la realización de ciertas actividades físicas y la sensación de tener unas mamas péndulas puede ser un hecho importante que condiciona la vida diaria en algunas mujeres.

¿Quién es una buena candidata para una reducción mamaria?

La elección sobre si realizarse una reducción mamaria es muy personal. Tome la decisión por usted misma y no para cumplir los deseos de otra persona o para tratar de ajustarse a algún tipo de canon corporal ideal. Se realiza generalmente para aliviar un problema físico, más que por motivos puramente estéticos. Muchas mujeres están preocupadas por el excesivo volumen que interfiere con actividades diarias y causándoles molestias físicas. Normalmente se espera hasta que el desarrollo mamario sea completo, pero si los problemas físicos son muy importantes, puede realizarse antes. No se recomienda en mujeres que quieran dar el pecho tras el embarazo.

Puede ser una buena opción para usted si:

  • goza de buena salud física;no fuma
  • tiene expectativas realistas;
  • se siente molesta porque son demasiado grandes y ello le preocupa;
  • sus mamas limitan su actividad física;
  • presenta dolores de espalda, cervicales o en los hombros que achaca al peso de sus mamas;
  • tiene la piel irritada en el surco submamario
  • sus areolas están por debajo del surco submamario cuando no lleva sujetador
  • tiene areolas grandes, debido a la piel estirada.

Planificando la intervención

El éxito y la seguridad de la intervención dependen mucho de su sinceridad durante la consulta. Se le harán varias preguntas acerca de su salud, sus deseos y su estilo de vida.

Habitualmente se le pedirá como mínimo:

  • Un análisis de sangre.
  • Dejar de fumar previamente a la intervención.
  • Evitar tomar aspirina, medicamentos que interfieran en la coagulación o agregación sanguínea o suplementos dietéticos que pudieran incrementar el sangrado.
  • En algunas ocasiones se puede indicar alguna prueba de imagen, como una mamografía.

Querremos saber:

  • Por qué quiere hacerse la cirugía, cuáles son sus expectativas y qué resultado espera obtener.
  • Afecciones, alergias a medicamentos y tratamientos médicos.
  • Si está tomando en la actualidad algún medicamento, vitaminas, si fuma o consume alcohol o drogas;
  • Cirugías anteriores;
  • Antecedentes familiares de cáncer de senos y resultados de todas sus mamografías o biopsias previas.

Además también:

  • Realizaremos una evaluación de su estado general de salud y de cualquier afección o factor de riesgo preexistentes. Se examinarán sus mamas se tomarán diferentes medidas de su forma y tamaño, condición de la piel y ubicación de los pezones.
  • Tomaremos fotografías para su historia clínica (con su consentimiento).
  • Hablaremos de las opciones quirúrgicas y de las diferentes técnicas que se pueden emplear, con las ventajas e inconvenientes de cada una.
  • Le explicaremos los resultados probables de una reducción mamaria y todos los riesgos o complicaciones potenciales.
  • Se le pedirá que firme formularios de consentimiento para garantizar que usted comprende completamente el procedimiento al que se someterá y cualquier riesgo o complicaciones potenciales.

Este preparada para hacer preguntas, incluso si lo considera necesario prepare una lista con todas ellas, lo cual le ayudará a disipar dudas sobre la intervención. Es muy importante entender todos los aspectos de una reducción mamaria antes de tomar una decisión. Y tenga en cuenta que es normal sentir ansiedad o cierto estrés ante ello y de forma preoperatoria.

¿Cómo es la cirugía? ¿Qué opciones hay?

Reducción mamaria colocación areola

Es un procedimiento que se realiza bajo anestesia general. Dura entre 2 y 4 horas, aunque en determinados casos puede alargarse.

Las incisiones y cicatrices varían dependiendo de la técnica elegida. Cada técnica aporta ventajas e inconvenientes. De forma resumida las incisiones pueden ser solo periareolares, periareolares y verticales, o añadir a las dos anteriores una incisión submamaria (patrón en “T” invertida). En la consulta le explicaremos las ventajas e inconvenientes de cada técnica y cual se adapta mejor en su caso.

Tras realizar las incisiones, se extirpa el exceso de grasa, glándula y piel y se reposiciona la areola en una posición superior.

Finalmente se sutura el patrón cutáneo. Las cicatrices que se producen quedan permanentes, aunque mejora de forma importante con el tiempo. Generalmente se colocan drenajes para permitir que cualquier acúmulo de líquido salga al exterior.

Recuperación tras una reducción mamaria

Normalmente se encontrara algo cansada durante unos días, podrá hacer vida casi normal a las 48 horas. La mayoría de las molestias responden bien, no obstante las mamas pueden doler 15 días. Tenga en cuenta que la primera menstruación puede hacer que las mamas se hinchen y tras una cirugía mamaria producir dolor. El vendaje se retirará en unos días y colocaremos un sujetador especial, que deberá llevar un tiempo. Tener una sensación de ardor en los pezones durante las dos primeras semanas es habitual.

Puede ser normal tener una disminución de sensación en los pezones; que generalmente es temporal, excepto en algunas reducciones que puede ser definitiva. Los puntos se retiran entre los 14 y 21 días; el edema no cede completamente hasta las 3 o 6 semanas.

Podrá volver al trabajo en unas 3 semanas, aunque en pocos días podrá hacer vida casi normal. Disminuya las actividades físicas fuertes ese mismo tiempo, hasta que se recupere de la operación. De igual forma para evitar que se inflamen las incisiones conviene evitar relaciones sexuales en 1 o 2 y durante 3 o 4 semanas no tenga contacto físico intenso de las mamas. Si aparecen pequeñas costras o un poco de líquido en las incisiones, considérelo normal.

Los riesgos de una reducción mamaria incluyen:

  • Cicatrices desfavorables, irregularidades en el contorno de la mama, despigmentaciones cutáneas, cambios en la pigmentación permanentes.
  • Infección, sangrado o seroma.
  • Cambios en la sensación del pezón o de la mama que pueden ser permanentes.
  • Daños en estructuras profundas como nervios, vasos o músculos.
  • Incapacidad para la lactancia.
  • Perdida cutánea, sobre todo en el lugar de las incisiones. Esta pérdida puede incluir parcial o totalmente las areolas.
  • Dolor que puede ser persistente.
  • Necrosis grasa
  • Posibilidad de alguna cirugía de revisión.

Debe saber que una reducción mamaria puede interferir en algún procedimiento diagnóstico posterior. El riesgo de infección está aumentado si decide colocarse un piercing en el pezón. Cambios importantes en el tamaño de la mama como embarazos o fluctuaciones importantes de pesos pueden alterar los resultados y hacer necesarias cirugías correctoras posteriores.

En algunas ocasiones un resultado óptimo no puede conseguiré en una sola cirugía y pueden requerirse más de una operación.

 

Nuevo aspecto

Reducción mamaria. Mama normal

Tras una reducción las cicatrices son importantes y permanentes, aunque con el tiempo irán notándose cada vez menos.

Pasarán unos meses hasta que sus mamas adquieran el aspecto definitivo; aun así, las mamas responderán ante los estímulos hormonales normales, el embarazo o los cambios de peso.

Puede necesitar algo de tiempo hasta acostumbrarse a su nueva imagen corporal. Normalmente los dolores asociados a un peso excesivo de las mamas disminuyen.

Si sus expectativas son realistas estará muy satisfecha con el resultado de la reducción mamaria.

Copyright 2015 | Inicio | Conócenos | Contacta con nosotros

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies